El cerebro es el motor de nuestros aprendizajes vitales, una alteración neuropsicológica puede afectar la evolución cognitiva de la persona.

En neuropsicología se analiza el estado de las distintas funciones cognitivas, así como las áreas cerebrales responsables del conocimiento y se trabaja sobre ello para potenciar el máximo desarrollo.

    • Memoria.

    • Atención.

    • Dificultades específicas de aprendizaje.

    • Trastornos de la comunicación.